Smartwatches ¿utilidad?

Tras la reciente presentación del Apple Watch y como amante de los relojes, parece que el mercado de los relojes inteligentes finalmente va a despegar este 2015, hasta ahora han sido los dispositivos equipados con Android Wear y Pebble principalmente los que han copado el -reducido- mercado pero ya sabemos que cuando Apple se mete en un nuevo segmento de producto entra cual elefante en una cacharrería poniendo todo patas arriba.

No voy a comentar las especificaciones del Apple Watch, ni las diferentes versiones disponibles; ni tan siquiera voy a hablar del Apple Watch o de ningún smartwatch en particular, solo voy a hablar de su utilidad.

Para ello veamos las principales características de la mayoría de plataformas...

Inferiores que las que tienes en tu teléfono móvil.

Fin.

Parece radical, pero es así, no hay nada que no puedas hacer en tu smartphone que si puedas hacer en tu smartwatch (pulsómetro), aunque no ocurre lo mismo a la inversa.

En definitiva, entiendo que se trata de un moda aunque no quiere decir que sea pasajera, están aquí seguramente para quedarse y tarde o temprano todos nos veremos con un reloj inteligente en la muñeca, pero objetivamente ahora mismo la utilidad es muy reducida por no decir nula.

Ahora bien ¿a quien van dirigido entonces estos nuevos dispositivos? hoy por hoy a los denominados early adopters, aquella gente que le gusta contar siempre con lo último de lo último en cuestiones de tecnología (en los que me incluyo en parte) y que no les importa pagar la novatada de un producto no pulido al 100%. Posiblemente en dos o tres años los smartwatches estén mucho más conseguidos y si sea una compra más interesante que la mera moda actual.

Otra cosa es al hablar de precios, no es lo mismo los relojes relativamente asequibles que compitan con marcas populares de relojes convencionales como Lotus y Festina, que por unos 200-250€ ya hay muchos modelos para elegir, que los smartwatches más caros que pretenden competir con auténticas joyas.

Aquí entramos en el terreno pantanoso de la obsolescencia, quizá al comprador medio no le importe comprarse un Moto 360 por ejemplo, un reloj con gran diseño y por un precio de unos 250€ a pesar que en tres años máximo esté metido en un cajón, o peor aún, en la basura al habérsele fundido la batería. Pero es un precio relativamente asequible, similar al que pedirá gastar en comprar un reloj Festina y que además le da un plus de funcionalidades que el reloj convencional no ofrece, bien.

¿Pero que pasa con el Apple Watch? precios superiores a 12.000€ para un producto tecnológico con clara obsolescencia y con una utilidad cuestionable. ¿Dónde estará el Apple Watch Edition dentro de tres años? 

Sin ir más lejos, por 12.000€ se pueden encontrar estas maravillas:

Piaget Polo

Rolex Daytona

Zenith el Primero

Todos ellos por menos de 12.000€, y todos ellos auténticas JOYAS de las de verdad, de las que se heredan de padres a hijos.

Pero no hace falta irnos a precios tan elevados, por ejemplo el Apple Watch con caja y correa de acero supera los 1.000€, en mi caso si estaría dispuesto a gastarme eso en un reloj, pero no creo que nunca me gastara ese importe en un smartwach teniendo magníficas marcas como Seiko, Hamilton, Tag...

En definitiva, me parece un mercado razonable los smartwaches asequibles que ofrecen un plus frente a un reloj convencional, pese a su clara obsolescencia y -actual- relativa utilidad. El contrapunto, los relojes más caros que no está bajo ningún concepto justificada su compra si buscamos un producto de joyería. 



NOTA
Las imágenes de los relojes han sido tomadas del la web www.relojes-especiales.com, página que recomiendo a todos los amantes de los relojes y con grandes vendedores 100% fiables.


Sobre DeoBrontë

Treintañero amante de temas tan dispares como la tecnología, la economía y la historia; y por supuesto siempre intentando estar al tanto de la actualidad. Aspirante a aprendiz de blogger, así que si te ha gustado lo que has leído ¡comparte! es de gran ayuda. Me puedes encontrar en las redes sociales o en cualquier rincón de Internet.
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario