La consola de tu vida

Tengo que reconocer que aún hoy soy un apasionado de los videojuegos, aún hoy me quedo de vez en cuando hasta altas horas de la madrugada jugando con el videojuego de turno, bien sea en PC, iMac o consola; pero también tengo que reconocer que el tiempo pasado siempre fue mejor.

Quizá sea por la añoranza de los años en los que aún era un adolescente, pero ninguno de los juegos ni dispositivos actuales me han llenado tanto como los de 'antes'. Y es que todos tenemos ese videojuego o esa consola (o la combinación de ambos) a la que recordamos con un cariño especial, podría decirse que es la 'consola de tu vida'.

En mi caso... El Cerebro de la Bestia

Creo que no hacen falta presentaciones, corría 1992 y aprovechando mi cumpleaños tuve como regalo esa nueva -novísima- consola de Nintendo, la llamada 'El Cerebro de la Bestia', la Super Nintendo.

Y es que pocos podían resistirse a anuncios como éste:


Todavía se me ponen los pelos de punta cuando veo este anuncio, no me extraña que de niño cuando lo vi por primera vez no podía quitarme de la cabeza la dichosa consola.

Super Nintendo PAL
Super Nintendo versión PAL

Consola que había salido tiempo antes en Japón y Estados Unidos, y fue arrasando por donde pasaba, hasta tal punto llegó la fiebre de la Super Nintendo en Japón que a partir de su lanzamiento el mismo gobierno japonés solicitó a las empresas de videojuegos que realizaran sus lanzamientos en fin de semana. Y es que era la sucesión de la mítica Nintendo Entertainment System, la NES, que también fue un éxito comercial en todo el mundo así que no era de extrañar la enorme expectativa de los aficionados.

Fue una de las integrantes de la 4ª generación de consolas en la era de los 16bits y sin duda la que más éxito obtuvo con permiso de la otra grande de esta generación, la Sega Mega Drive, aunque no tuvieron demasiada competencia porque básicamente además de Nintendo y Sega fueron la Turbo Grafx y la NeoGeo las otras dos que tuvieron cierta relevancia, pero mucha mucha menos.

A nivel de hardware si la comparamos con las consolas actuales hay un salto enorme, gigantesco, pero lo que a priori hoy vemos como unas pobres especificaciones no impidieron el lanzamiento de auténticas joyas de la historia de los videojuegos, de las que más adelante hablaré.

El procesador de la Super Nintendo era un 16bits obviamente que corría a una frecuencia variable de 1'79 a 3'58 Mhz.

Disponía de una memoria RAM con la 'friolera' de 128Kb y uno de sus aspectos más destacados era su procesador de vídeo, con una paleta de más de 32.000 colores. Lo cierto es que los juegos eran muy vistosos y sí se notaba más colorido que en los juegos de Mega Drive. Por aquella época el 'pique' Mega Drive vs Super Nintendo propiciaba auténticas discusiones entre amigos, seguramente más fuertes que las actuales.

Además, la Super Nintendo contaba con todo un regimiento de chips de apoyo integrados directamente en los cartuchos de los videojuegos, que permitían aumentar de manera significativa la potencia de la consola. Estos chips tenían diferentes funciones y se incluían en determinados juegos en los que se quisiera potenciar algún aspecto en concreto, el más famoso diría que fue el chip Super FX incluido en juegos como Star Fox y Stunt Race FX, dedicado a cálculos vectoriales y que conseguía incrementar la potencia de la Super Nintendo multiplicando su capacidad de procesamiento x3.

Si quereis conocer en detalle todas las especificaciones técnicas aquí tenéis la entrada de la Wikipedia:


Un ejemplo del fantástico Star Fox, insisto que quizá hoy nos parezca 'cutre', pero a principios de los 90 era lo más de lo más.


Super Nintendo + Street Fighter II, la combinación perfecta

Fue el punto de inflexión, cuando vi anunciado en la revista Hobby Consolas el pack que incluía además claro está de la Super Nintendo, los juegos Super Mario World y sobre todo, Street Fighter II.

¿Street Fighter II? ¿ese impresionante videojuego de lucha al que juego muy de vez en cuando en máquina recreativa? sí, ese mismo. En serio, fue como un shock, durante unos segundos posiblemente me quedara sin aliento solo en pensar en poder jugar al Street Fighter II en mi casa, sentado en el sofá, sin necesidad de echar monedas, sin molestas compañías de mirones que te ponían nervioso esperando a que perdieras para jugar ellos... 

Una imagen (un video en este caso) vale más que mil palabras:


Realmente no sabría decir cuantas horas he echado a este videojuego,  pero ha sido sin duda el que más tiempo me ha tenido pegado a la pantalla y es que ni el Assassins Creed ni el Civilization ni el GTA de turno me han sabido enganchar como Street Fighter II de Super Nintendo.

Pero no todo se centró en patadas y puñetazos, en ese pack como decía antes se incluía también otra auténtica joya de la historia de los videojuegos, Super Mario World, para mi el mejor videojuego del fontanero junto con Mario 64 (más que nada por el salto a las 3D). Y es que en esta nueva aventura de Mario y Luigi se unía un original compañero, Yoshi (que tuvo tirón suficiente como para protagonizar él mismo algún que otro videojuego). Además de nuevos poderes nunca antes vistos en los juegos de Mario, como la pluma que hacía aparecer una capa estilo Superman y volar por los diferentes mundos.

Realmente era una fantástica continuación de Super Mario Bros 3 de NES, pero se notaba una mejora técnica importante tanto en la vistosidad de los escenarios con un mayor colorido y mayor número de objetos en pantalla, así como los efectos en 3D que para la época eran muy impactantes y más para tratarse de un juego de plataformas.


Pero hay mucho más tras Mario y Ryu

Y es que pese a que este pack de Super Nintendo + Super Mario World + Street Fighter II era realmente fantástico, a lo largo de la vida de la consola tanto Nintendo como terceras compañías lanzaron una serie de videojuegos de gran nivel que conformaron un catálogo estupendo, quizá no tanto en cantidad, pero sin duda en calidad.

Sin salir del universo Mario en 1993 - en Europa- se lanzó Super Mario Kart, el primero de una larga lista de éxitos en las siguientes generaciones de consolas de Nintendo. Como dato, el cartucho original tuvo unas ventas de 8 millones, siendo el tercer título más vendido de la consola, y esto no es todo, se le catalogó como uno de los mejores videojuegos de la historia y creó una nueva saga del universo Mario, más allá de las plataformas, asentando aún más el éxito del personaje franquicia de Nintendo. Añadir que aún hoy juego de vez en cuando a este juego, que me parece de los más divertidos a los que he jugado jamás.

Super Mario Kart Super Nintendo
Portada de Super Mario Kart

Por supuesto en una consola de Nintendo no podía faltar otro de sus personajes míticos, me refiero a Zelda, que inauguró una auténtica época dorada de los rpg junto con otros títulos como Dragon Quest, Secret of Mana y por supuesto Final Fantasy.

Y como no podía ser de otra forma, Donkey Kong también tuvo su hueco en Super Nintendo, además por la puerta grande ya que el primer título lanzado de este personaje, Donkey Kong Country, se subió al podio de las ventas siendo el segundo título más vendido, por detrás de Super Mario World (que vendió la increíble cifra de 20 millones de cartuchos) y por delante de Super Mario Kart. Decir que solo con estos tres títulos se vendieron casi 40 millones de copias, todos ellos de personajes franquicia de Nintendo, lo que muestra la inmensa calidad de sus juegos y la enorme cantidad de nintenderos en todo el mundo.

Pero aquí no acaba todo, en el catálogo se incluyen juegos como Megaman X, Super Metroid, Killer Instinct o Dragon Ball Z; cualquiera de ellos garantizaban horas y horas de diversión a un nivel técnico muy alto para la época.

Si sois demasiado jóvenes o quizá fuerais fanáticos de Sega, hay varios emuladores que permiten jugar a juegos de Super Nintendo en PC, aquí os dejo la página de Softonic con varios emuladores para la consola:

Softonic - emulador Super Nintendo

Cualquier tiempo pasado...

¿Fue mejor? como decía al principio creo que sí, y no es una cuestión de rememorar mis años de adolescencia con añoranza, sino que confirmar que aquellos tiempos del mundo del videojuego eran mejores. Eran mejores porque se primaba la jugabilidad y la diversión por encima de aspectos puramente técnicos.

En la actualidad se puede leer en cualquier foro discusiones entre fanboys de Play Station y de Xbox hablar sobre los 1080p reales o sobre los 60fps de los juegos de sus respectivas consolas, pero no puedo más que pensar si realmente toda esa técnica implica una mayor diversión, la respuesta creo que es clara. No.

Ojo, no estoy criticando el avance del este sector que hoy es un monstruo a nivel mundial, solo digo que los desarrolladores deben de poner más empeño en crear juegos más jugables y divertidos, y que si además lo consiguen con un aspecto técnico perfeccionado mejor que mejor. En los 90 en la época de los 16bits no comprabas un juego por sus aspectos técnicos, sino porque pensabas que te lo ibas a pasar 'pipa' con él y creo que eso ahora mismo está desvirtuado.

En cualquier caso estoy deseando incrustar el cartucho en la ranura, mover la tecla power y coger el mando de mi vieja Super Nintendo, ese mando que en comparación con los actuales parece un juguete, pero ese mando que tantas satisfacciones me ha dado y espero me siga dando por muchos años más.

Super Nintendo Pad
Mando de control de Super Nintendo
¿Y a ti? ¿cual ha sido la consola de tu vida?


Sobre DeoBrontë

Treintañero amante de temas tan dispares como la tecnología, la economía y la historia; y por supuesto siempre intentando estar al tanto de la actualidad. Aspirante a aprendiz de blogger, así que si te ha gustado lo que has leído ¡comparte! es de gran ayuda. Me puedes encontrar en las redes sociales o en cualquier rincón de Internet.
    Comenta con Blogger
    Comenta con Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario